¡Ahorra en tu factura de luz! Descubre cómo reducir la potencia contratada

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de ahorrar en la factura de la luz es la potencia contratada. Sin embargo, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), uno de cada cuatro hogares desconoce qué potencia de luz contratar para su vivienda. Esto puede llevar a pagar por una potencia mayor a la necesaria y, por tanto, a tener una factura más alta de lo necesario.

Pero no te preocupes, ¡no está todo perdido! Existen formas de cambiar la potencia de luz contratada y así ahorrar en tu recibo. En este artículo te explicaremos cómo calcular la potencia eléctrica que necesitas, cuáles son los tramos de potencia que puedes contratar y cómo realizar el cambio de potencia.

¿Qué es la potencia contratada y por qué es importante?

La potencia contratada es la cantidad de kilovatios (kW) que gastarás en tu casa al mismo tiempo. Es decir, al conectar todos tus aparatos eléctricos a la vez, no debes superar la potencia de luz que tengas contratada, ya que si lo haces, saltará el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y habrá un corte de luz.

La potencia contratada se refleja en el término fijo de tu factura, es decir, es un coste que siempre tendrás que pagar, independientemente de si consumes energía o no. Por lo tanto, es importante tener la potencia adecuada para evitar pagar de más.

¿Cómo calcular la potencia eléctrica que necesitas?

Existen diferentes formas de calcular la potencia eléctrica que necesitas para tu vivienda. Una opción es recurrir a un electricista que te indique qué consumo realizas en tu hogar. Sin embargo, esto puede suponer un gasto adicional.

Otra opción es utilizar una calculadora de potencia eléctrica online, como las que ofrecen algunas comercializadoras. Estas calculadoras te permiten introducir información sobre el tamaño de tu vivienda, los electrodomésticos que tienes y si dispones de calefacción eléctrica o aire acondicionado, para así calcular la potencia de luz que necesitas.

¿Cuáles son los tramos de potencia eléctrica que puedes contratar?

La potencia eléctrica se contrata por tramos, que están normalizados por el Gobierno desde el año 2006. Lo más habitual es que un consumidor doméstico contrate alguna de las potencias normalizadas, como 3,45 kW, 4,6 kW, 5,75 kW, entre otros.

Sin embargo, desde octubre de 2018, el Gobierno permite a los usuarios contratar su potencia por tramos que sean múltiplos de 0,1 kW, lo que permite ajustar más la potencia a las necesidades reales.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia de la luz?

El cambio de potencia de luz puede tener un coste asociado. Sin embargo, con la entrada en vigor de la nueva tarifa de la luz, se permite hacer dos cambios de potencia gratuitos, siempre que se realicen antes del 31 de mayo de 2022. Además, el cambio solo será gratuito si es para bajar la potencia, pero si es para subirla y la nueva potencia supera a la mayor contratada antes del 1 de junio, el consumidor tendrá que hacerse cargo de los derechos de acometida.

¿Cómo realizar el cambio de potencia de la luz?

Si has decidido cambiar la potencia de luz contratada, debes ponerte en contacto con tu comercializadora para proceder a la modificación. Puedes hacerlo por teléfono, vía email o acudiendo a alguna de las oficinas de tu compañía. Deberás proporcionar información como tu nombre, DNI, potencia actual y nueva potencia deseada.

El cambio de potencia tarda aproximadamente unos 15 o 20 días hábiles en hacerse efectivo. Un técnico se personará en tu domicilio para realizar el cambio.

Otros consejos para ahorrar en tu factura de la luz

Además de reducir la potencia contratada, existen otros consejos que te ayudarán a ahorrar en tu factura de la luz:

  • Ajusta tu consumo a los tramos horarios más baratos.
  • Compara las distintas tarifas del mercado para encontrar la más adecuada para ti.
  • Apaga los electrodomésticos en stand by para evitar consumos innecesarios.
  • Utiliza bombillas LED, que son más eficientes y duraderas.
  • Utiliza electrodomésticos eficientes, fijándote en su etiqueta energética.

Recuerda que cada pequeño ahorro cuenta, ¡así que no dudes en poner en práctica estos consejos y reducir tu factura de la luz!

Si quieres más información sobre cómo ahorrar en tu factura de luz, puedes visitar los siguientes enlaces: Enlace 1, Enlace 2, Enlace 3, Enlace 4.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Ahorra en tu factura de luz! Descubre cómo reducir la potencia contratada puedes visitar la categoría Economía e industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up