Aprovechando el calor del aire para un sistema beneficioso

La aerotermia para aire acondicionado es un sistema de refrigeración basado en la tecnología de la bomba de calor aire-agua, que ha surgido en los últimos años y presenta innumerables ventajas tanto en eficiencia energética como en cuidado medioambiental.

La principal característica de la aerotermia es que aprovecha el calor contenido en el aire para calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria. Al obtener su energía de una fuente inagotable y capaz de regenerarse naturalmente, resulta un sistema beneficioso no solo para nuestra salud, sino también para el medio ambiente.

Bombas de calor aire-aire y aire-agua

La aerotermia se basa en la tecnología de la bomba de calor reversible, que toma la energía del aire, el agua o la tierra y la transporta al interior de un recinto para calentarlo o enfriarlo, según nuestras necesidades. Existen sistemas de aerotermia aire-aire y aire-agua, que se diferencian en cómo transfieren el calor.

En el caso de las bombas de calor aire-aire, el aire se transfiere directamente al ambiente, ya sea dentro del inmueble o a través de una red de conductos. Por otro lado, las bombas de calor aire-agua transfieren el calor al agua, que se distribuye mediante tuberías para enfriar el inmueble.

Aerotermia monobloc o bibloc: ¿cuál es la mejor opción?

Los sistemas de aerotermia pueden ser monobloc o bibloc, dependiendo del número de unidades que los compongan. Los sistemas monobloc constan de un solo equipo instalado en el exterior, mientras que los sistemas bibloc tienen una unidad exterior y una unidad interior conectadas entre sí.

La aerotermia monobloc se destaca por su fácil instalación, menor precio y menor espacio requerido en la vivienda. Por otro lado, la aerotermia bibloc ofrece la posibilidad de tener un acumulador de agua caliente sanitaria en la unidad interior, aunque requiere conexiones frigoríficas y una mayor planificación en la instalación.

Ventajas de la aerotermia para aire acondicionado

La aerotermia para aire acondicionado ofrece numerosos beneficios, siendo uno de los más destacables el ahorro energético en comparación con los sistemas tradicionales. Se estima que se puede llegar a ahorrar hasta un 40% en la factura de energía, ya que genera hasta 4 kW de energía por cada 1 kW utilizado.

El precio de la aerotermia para aire acondicionado puede variar según el tamaño de la vivienda, pero su rápido retorno de inversión y su instalación sencilla la convierten en una opción rentable. Además, al utilizar una fuente de energía renovable como el aire, la aerotermia es una opción ecológica que no emite contaminantes.

Diferencia entre aire acondicionado y bomba de calor por aerotermia

Aunque pueden parecer similares, la bomba de calor por aerotermia es diferente a un sistema de aire acondicionado. Mientras que la aerotermia utiliza la energía del aire para enfriar las estancias, el aire acondicionado se basa en cambios físico-químicos para lograr el enfriamiento.

La principal diferencia radica en que las bombas de calor aerotérmicas aprovechan la energía del aire con un consumo eléctrico muy bajo, a diferencia de los aires acondicionados. Por lo tanto, la bomba de calor por aerotermia es recomendable para un consumo elevado de calefacción o para calentar agua sanitaria.

La aerotermia: una tecnología de alto rendimiento y eficiencia

La aerotermia para aire acondicionado presenta grandes expectativas de futuro y ha sido muy bien acogida por su rendimiento y alta eficiencia. En un mundo preocupado por el cuidado medioambiental, este sistema que utiliza una fuente renovable y no emite contaminantes se convierte en la opción prioritaria para aquellos que buscan una refrigeración que proteja su salud y el medio ambiente.

¡Descubre más sobre las ventajas de la aerotermia en este enlace y conoce el precio de la aerotermia para aire acondicionado en este otro enlace!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Aprovechando el calor del aire para un sistema beneficioso puedes visitar la categoría Economía e industria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up