¡Descubre cómo ahorrar energía con una bomba de calor!

El consumo de los electrodomésticos, la calefacción y el aire acondicionado es una preocupación de todas las familias. Ante la necesidad de controlar el gasto energético en nuestras casas, buscamos equipos cada vez más eficientes. En este artículo, te explicaremos todo lo relativo al consumo de la bomba de calor para calefacción y climatización, uno de los equipos con mejor rendimiento energético. Además, compararemos la bomba de calor con diferentes sistemas de calefacción y refrigeración. Sigue leyendo, ¡es el primer paso para ahorrar en la factura de la luz!

¿Cuánto consume una bomba de calor?

La eficiencia energética de una bomba de calor se mide con el COP o Coeficiente de rendimiento. El COP se determina dividiendo la energía calorífica que es capaz de proporcionar una bomba de calor, por la energía eléctrica que necesita para funcionar. Así, una bomba de calor que tiene un COP de tres es capaz de generar tres kW de calor por cada kW de electricidad que consume.

Según las estadísticas oficiales, la vivienda tipo media en España consume unos 10.000 kWh de calor al año. Según esto, al calcular el consumo de la bomba de calor con un COP de 2,5 resultarán unos 4.000 kW de electricidad anualmente.

Cuando la eficiencia de la bomba de calor instalada es mayor, es decir, con un COP mayor, por ejemplo 4, el gasto de la bomba de calor sería de 2.500 kW.

¿Cuánto gasta una bomba de calor al mes?

Aunque el precio de la electricidad esté subiendo constantemente, podemos hacer un ejemplo para visualizar lo que pagaríamos en la factura de la luz por el consumo de la bomba de calor. Suponemos que la electricidad está a 0,18 €/kWh. Esto significa que el gasto de calefacción de una bomba de calor con un COP de 4 estaría alrededor de 450 euros al año.

Esta cantidad supone que mensualmente pagaremos 37,5 € de electricidad por el consumo de la bomba de calor. Evidentemente, habrá meses que esa cantidad será mayor, porque hace más frío o calor y la bomba de calor trabaja más. Y habrá meses que pagaremos menos, no obstante, el gasto de la bomba de calor es inferior a otros sistemas de calefacción.

Para más información sobre cómo ahorrar energía con una bomba de calor, puedes visitar este enlace.

Consumo de la bomba de calor y caldera de gas

Comparar una bomba de calor con una caldera de gas apenas tiene sentido, puesto que los equipos de aerotermia son superiores en todos los aspectos. Para empezar, debemos tener en cuenta que la caldera de gas únicamente la podemos aprovechar durante el invierno. En cambio, una bomba de calor puede invertir su ciclo de trabajo para ofrecernos climatización en verano.

Si nos centramos en el consumo energético y a pesar de que las calderas de condensación son cada vez más eficientes, su rendimiento no sobrepasa la unidad. Es decir, comparándola con una bomba de calor, podemos decir que la caldera de gas tiene un COP de 1. Mientras que la eficiencia de la bomba de calor está alrededor de 3 o más.

Comparando los dos equipos en términos económicos, tenemos que la caldera de gas en una vivienda tipo gasta alrededor de 670 € al año. Esta es una cifra superior a resultado de calcular el consumo de la bomba de calor con un COP de 4 que apenas son 450 €.

Para más información sobre cómo ahorrar energía con una bomba de calor, puedes visitar este enlace.

¿Gasta más la bomba de calor o el radiador eléctrico?

Algunas personas creen que la bomba de calor tiene un alto consumo y que por esa razón es mejor usar radiadores eléctricos para satisfacer las necesidades del hogar. Toman esa decisión para lograr disminuir los gastos en la factura de luz. Sin embargo, eso no es cierto y te lo demostraremos a continuación.

¿Cuánto consume un radiador eléctrico?

El funcionamiento de estos equipos calefactores se basa en el efecto Joule. Esto significa que un radiador eléctrico consume un kW eléctrico para producir 1 kW térmico, es decir, tendría un COP de 1. Por lo que el consumo es mucho mayor que una bomba de calor y el gasto en calefacción con el radiador eléctrico se dispara.

¿Cuánto consume una bomba de calor?

El funcionamiento de una bomba de calor está basado en un ciclo de comprensión y expansión de un gas refrigerante. Donde el consumo eléctrico principal es efectuado por un compresor y gran parte de la energía térmica se extrae del aire. Así, la bomba de calor es uno de los sistemas más eficientes del mercado y es capaz de producir 3 kW de energía calorífica por cada 1 kW de energía eléctrica que consume.

Para más información sobre cómo ahorrar energía con una bomba de calor, puedes visitar este enlace.

Gasto del aire acondicionado vs la bomba de calor

La comparación entre estos dos sistemas es más difícil, ya que el aire acondicionado es en realidad una bomba de calor aire-aire, o lo que es lo mismo, es un equipo de aerotermia. Por ello, la eficiencia energética de un aparato de aire acondicionado es similar a la aerotermia. O lo que es lo mismo, el consumo de la bomba de calor es similar al gasto del aire acondicionado.

Aún así, debemos apreciar otras características de estos equipos para decidir si consumen más o menos electricidad. Por ejemplo, debemos tener en cuenta que la bomba de calor nos puede proporcionar agua caliente sanitaria, además de calefacción y refrigeración. En cambio, un equipo de aire acondicionado no genera ACS.

Por otro lado, podemos comparar entre la aerotermia normal y la inverter. La tecnología inverter de algunas bombas de calor está pensada para que consuman menos electricidad. Ya que modulan su funcionamiento y con él, el consumo de electricidad a la necesidad de cada momento.

Para más información sobre cómo ahorrar energía con una bomba de calor, puedes visitar este enlace.

Bomba de calor o calefacción por pellets

Al comparar una bomba de calor con una caldera de pellets queremos confrontar dos sistemas considerados renovables. No obstante, según diversos estudios realizados para comprobar la eficiencia energética de los sistemas de calefacción, se ha determinado el precio del kWh térmico generado. Así, una bomba de calor tiene un precio medio de 0.045 € por cada kWh térmico. En cambio, una caldera de pellets tiene un gasto de 0.072 €/kWh.

Teniendo en cuenta que la vivienda tipo necesita 10.000 kW de calor al año, el gasto de la bomba de calor estará alrededor de los 450 € de electricidad. Por parte de la caldera de pellets pagaremos unos 720 € por los sacos de pellets que compremos. Lo que nos indica que la bomba de calor es mucho más eficiente que la calefacción por pellets.

Para más información sobre cómo ahorrar energía con una bomba de calor, puedes visitar este enlace.

Eficiencia de la bomba de calor y beneficios

Algunos fabricantes aseguran que las nuevas bombas de calor consiguen hasta un 400% de rendimiento frente a otros sistemas de climatización. A su vez, nos brindan la posibilidad de climatizar una vivienda en verano o en el invierno. Además, todo ello de una forma limpia con el medio ambiente gracias a su funcionamiento de obtención de energía renovable.

Los nuevos equipos que hay en el mercado cuentan con una eficiencia energética máxima, plasmada en sus respectivas etiquetas energéticas. Esto hace que el gasto de la bomba de calor sea muy bajo. Lo que se podría resumir que las mismas podrían estar en funcionamiento durante 8 horas diarias y repercutir un coste eléctrico entre 1 y 1,2 euros.

Beneficios de la bomba de calor

  • Eficiencia energética: El consumo de la bomba de calor es entre 2 y 5 veces inferior que otros sistemas que funcionan con combustibles fósiles.
  • Reversibles: Al disponer de bomba de calor podemos disfrutar de climatización todo el año, tanto en invierno como en verano.
  • Combinable: Combina a la perfección con una instalación fotovoltaica, que proporciona la electricidad que la bomba de calor necesita, convirtiendo al conjunto en totalmente autónomo y renovable.
  • Ecológicas: Las emisiones de CO2 de una bomba de calor aire-aire son sensiblemente menores que las calderas de combustión de gas u otros fósiles.
  • Ahorro: Los equipos con tecnología inverter aseguran un consumo en calefacción mínimo. Aquellos que no disponen de invertir siguen siendo más eficientes que una caldera de gas o gasóleo.
  • Vida útil: La bomba de calor puede darnos servicio un mínimo de 15 años. Con un adecuado mantenimiento, puede llegar a los 20 o 25 años.
  • Zonificable: Es un sistema de climatización que se adapta fácilmente al tamaño de las viviendas, oficinas o locales.
  • Bajo nivel de ruido: Su funcionamiento es muy silencioso, tanto la unidad exterior como la unidad interior.
  • Calefacción rápida: La bomba de calor es capaz de calentar las habitaciones de forma más rápida que las tradicionales calderas. Es un sistema idóneo para necesidades de calefacción rápida durante espacios cortos de tiempo.

Para más información sobre cómo ahorrar energía con una bomba de calor, puedes visitar este enlace.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¡Descubre cómo ahorrar energía con una bomba de calor! puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up