Falta de mantenimiento: el origen de los problemas

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu aire acondicionado deja de enfriar correctamente y se congela? ¡No te preocupes, aquí te lo explicamos todo!

La mayoría de los problemas comunes en los equipos de aire acondicionado surgen por falta de mantenimiento. Si no realizas las revisiones periódicas a cargo de un instalador, pueden aparecer averías que, si no se resuelven pronto, pueden ocasionar más de un disgusto.

Congelación de la unidad interior: un fenómeno preocupante

Uno de los problemas más comunes es la congelación de la unidad interior. Esto ocurre cuando el evaporador acumula escarcha o incluso restos de hielo, lo que impide que el equipo refrigere como debería. Las razones de esta avería pueden ser las siguientes:

Falta de gas refrigerante

Debido a una fuga o al deterioro del producto por el paso del tiempo, se ha reducido el volumen de gas refrigerante en el circuito. La baja presión resultante acelera el proceso de evaporación por falta de gas, lo que provoca la congelación. Es necesario revisar el circuito para detectar el punto de fuga y recargar el sistema, una tarea que solo debe hacer un profesional.

Filtro sucio u obstruido

Si el filtro está muy sucio, no permite que el aire circule adecuadamente, lo que impide su evaporación y puede causar congelación. Recuerda que es necesario limpiar los filtros una vez al mes durante el período de mayor uso y al terminar y comenzar la temporada de calor. Esta es una tarea que podemos realizar nosotros mismos, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Ventilador averiado

Si el ventilador no funciona correctamente, también impide la recirculación del aire por el sistema y puede provocar la congelación en algunas zonas. Es importante revisar el estado del ventilador y repararlo si es necesario.

Fallo en el termostato

En casos menos comunes, el termostato puede no registrar correctamente la temperatura, lo que fuerza al equipo a trabajar al límite y provoca la congelación. Sin embargo, los equipos actuales suelen incluir dispositivos para detectar un comportamiento irregular del termostato y evitar que se fuerce el funcionamiento.

Importancia del mantenimiento y cuidado del equipo

No está de más insistir en la importancia de realizar el mantenimiento adecuado del equipo. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • Limpieza regular de los filtros.
  • Limpieza de la unidad exterior, que está más expuesta a la climatología.
  • Revisión anual por parte de un técnico especializado.

Recuerda que un buen mantenimiento prolongará la vida útil de tu aire acondicionado y evitará problemas como la congelación de la unidad interior.

Si quieres saber más sobre los síntomas de un aire acondicionado congelado, puedes visitar este enlace.

¡No dejes que tu aire acondicionado te deje en el frío! Mantén tu equipo en buen estado y disfruta de un ambiente fresco y agradable en todo momento.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Falta de mantenimiento: el origen de los problemas puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up