¿Qué es una bomba de calor?

En el mercado existen numerosos sistemas de climatización, pero encontrar el más adecuado para nuestras necesidades no siempre es fácil. Si buscas una alternativa eficiente y que te ayude a ahorrar dinero, es normal que surjan dudas sobre los diferentes tipos de equipos y sus características. En este artículo, te explicaremos la diferencia entre bomba de calor y aerotermia desde un punto de vista funcional y de consumo.

Según la RAE, una bomba de calor es "cualquier circuito frigorífico de ciclo reversible, que se utilice para refrigeración y calefacción". Estos equipos funcionan mediante la termodinámica, bombeando y transportando la energía de un ambiente a otro. Esta energía, en forma de calor, se utiliza para climatizar la vivienda, al igual que las máquinas de aire acondicionado con tecnología inverter.

Las bombas de calor son una alternativa eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Extraen la energía gratuita del aire, el agua o las capas freáticas de la tierra y la convierten en climatización para el hogar. En el ámbito doméstico, se suelen utilizar bombas de calor que funcionan mediante la recuperación de energía a través del aire, conocida como aerotermia.

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es una energía renovable que aprovecha la energía térmica existente en el aire y la transfiere hacia el interior de la vivienda para proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. Es considerada una de las opciones de climatización más eficientes del mercado, ya que puede extraer hasta el 75% de la energía del aire.

La principal diferencia entre la bomba de calor y la aerotermia radica en la forma en que utilizan la energía. Mientras que la bomba de calor extrae la energía de la naturaleza (aire, agua o suelo), la aerotermia captura la energía del aire exterior y la traslada al interior de un espacio mediante un sistema de agua para calentar radiadores o el suelo radiante.

Consumo energético

Tanto las bombas de calor como la aerotermia tienen numerosas ventajas, como el bajo mantenimiento, la ausencia de emisiones contaminantes y la facilidad de uso. Sin embargo, hay una diferencia importante en cuanto a su consumo energético.

Las bombas de calor funcionan con un compresor que consume electricidad para transportar el calor, mientras que la aerotermia aporta como mínimo 3-4 kW térmicos por cada kW consumido. Esto se traduce en un consumo de energía 3-4 veces menor en comparación con otros sistemas de calefacción eléctricos. Además, algunos sistemas de aerotermia pueden complementarse con placas solares, lo que reduce aún más el consumo eléctrico.

Conclusiones

La aerotermia se ha convertido en una tendencia en las viviendas de nueva construcción debido a su eficiencia y sostenibilidad. Aunque su inversión inicial puede ser algo más elevada y requiere más espacio que otros equipos de climatización, el ahorro en las facturas desde el primer día compensa estos aspectos.

Si estás interesado en un sistema de aerotermia, te recomendamos visitar este enlace para obtener más información sobre las aerotermias de Junkers Bosch y sus ventajas.

¡No esperes más y descubre cómo la aerotermia puede mejorar tu hogar!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué es una bomba de calor? puedes visitar la categoría Casa y jardín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up